Las pinturas consideradas blasfemia para la iglesia rumana

La pandemia ha ocasionado muchos problemas a nivel económico, pero también a nivel social y religioso. Cada persona que ha ayudado al buen desarrollo de las actividades durante ésta situación, reciben muchos méritos de parte del resto de la población.

Sin embargo, algunas demostraciones de gratitud no han sido del agrado para la iglesia rumana, de hecho se consideran un abuso y hasta una blasfemia.

El Covid-19 en Rumania

Para todos los países, el efecto del Covid-19 ha sido inesperado y con terribles consecuencias, siendo un verdadero desafío poder hacer frente a la atención de todos los infectados.

En el caso de Rumania, ha sido aún más complicado, pues es un país con carencias en condiciones normales, sin embargo, funcionarios, diplomáticos y demás entidades están trabajando unidos, con la finalidad de garantizar los suministros que la población necesita.

Por otra parte, Unifarm es la empresa encargada de gestionar las compras, y su Director Ejecutivo, Adrian Ionel, explica que adquirir algunos productos ha sido muy complicado, pues cada país está haciendo todo lo necesario para adquirir los materiales que necesita, así que éstos llegan al mejor postor.

Sin embargo, han logrado organizar una estrategia para garantizar los suministros, no sólo de Rumania, sino de toda la Unión Europea.

Las retribuciones al personal médico, como señal de gratitud

En estos momentos, no es tan fácil ser personal indispensable, entre ellos destacan los médicos, quienes tienen el contacto de manera frontal contra el virus.

Mientras la orden para la mayor parte de la población es mantenerse resguardado en su hogar, los médicos deben dejar sus hogares y sus familias, para salir a cumplir con su juramento hipocrático, así como el cerrajero cumple con la responsabilidad de crear hogares más seguros, a cualquier hora del día o la noche.

Muchos son los países que demuestran su agradecimiento a través de aplausos, reciben canciones desde los balcones de los habitantes.

Polémicos carteles que han ofendido a la iglesia rumana

Como se comentó anteriormente, se han presentado muchas maneras de demostrar el agradecimiento a los médicos, ante todo lo que están haciendo, incluso exponer su propia vida, por salvar la vida de los miles de infectados con el Covid-19.

Pero una de las estrategias de gratitud, ha sido considerada una blasfemia ante la iglesia rumana, y estos son los carteles que han aparecido por Bucarest en los cuales se aprecian imágenes de enfermeras y médicos, quienes aparecen como santos cristianos e incluso dioses hindúes, con la estética de dibujos animados.

La ilustradora y la agencia publicitaria con la cual está asociada, indicaron a través de sus representantes, que su único objetivo era demostrar gratitud, pero nunca hubo la intención de ofender a alguien.

Estas obras han presentado opiniones encontradas, hay quienes les parecen agradables, pero otro grupo señaló que no es momento de blasfemar, y ante la pandemia es necesario recurrir a lo espiritual para obtener respuestas. Los médicos cumple con sus funciones, pero Dios es quien cura.

Vale mencionar que la mayoría de la población rumana es cristiana ortodoxa, y la iglesia, al igual que en muchos otros países, tiene un gran peso político y social.

El resultado, los carteles han sido retirados de algunos espacios y sustituidos por imágenes que se consideren no ofensivas a quienes transiten por el lugar.