La iglesia Ortodoxa en Rumania, preocupada por el Covid-19

Es una realidad de la cual Rumania no ha escapado, y es que el Covid-19 ha decidido instalarse en Europa y contagiar a la mayor parte de su población, es por ello que en Rumania, país, en donde ya hay muchos infectados y centenares de muertos, la iglesia se preocupa por la situación de los más desfavorecidos.

Y es que ante la medida de cuarentena que muchos habitantes de este país deben enfrentar de manera obligatoria, hay quienes no tienen como hacerlo, porque no tienen casa, porque han perdido sus empleos y no tienen como pagarla, o porque temen estar en casa e infectar a otros.

Es importante proteger a toda la población

La realidad es que en un país como Rumania la iglesia es parte importante de sus vidas, en especial la iglesia católica ortodoxa, a la que pertenece la mayor parte de la población, y por ello, ante una situación como la del Covid-19, no han dudado en ofrecer su ayuda a los necesitados.

Es por ello que muchos lugares se han puesto a disposición de la población, para lo que se necesite, son lugares en donde los infectados pueden pasar la cuarentena, no necesariamente son iglesias, pero si son lugares propiedad de la iglesia, muy seguros, ya que su protección es de manos de cerrajeros profesionales locales.

Y es que además de que los rumanos se pueden sentir seguros en lugares que pertenecen a la iglesia, como un monasterio, también se sienten seguro porque estos sitios cuentan con la atención adecuada para ellos, además de seguridad de cerrajeros profesionales.

La iglesia se ha convertido en el hogar de los infectados

El aislamiento de las personas infectadas y el distanciamiento social, es hasta ahora la única manera de frenar los contagios, es por ello que la iglesia en Rumania ha decidido que espacios de su propiedad, como algunas iglesias, monasterios y otros edificios, sean dedicados a albergar a los infectados por el Covid-19.

Y es que no solo los infectados deben aislarse, sino también aquellas personas que han tenido contacto con personas que han tenido un diagnóstico positivo para la enfermedad, por ello, para no infectar a otros, es necesario que las personas puedan estar aisladas.

Nada mejor que para los rumanos que sea la iglesia ortodoxa, la que se encargue de ellos, porque una gran parte de la población tiene su fe en esta institución, la cual no solo ha ayudado de esta forma, sino también con comida para los mas necesitados.

La iglesia ha llamado a la colaboración para enfrentar el Covid-19

La realidad de Rumania es parecida a la del resto de Europa, la mayoría de las empresas y todas las escuelas están cerradas, esto para hacer que la población cumpla con el distanciamiento social, imponiendo así una cuarentena social, seguido de un decreto de estado de emergencia.

La iglesia exhorta a todos sus fieles a cumplir con la cuarentena y con todas las restricciones que el gobierno les ha dado para frenar el número de contagios producto de esta enfermedad.