Católicos y Ortodoxos

La mayoría de los rumanos son cristianos ortodoxos, pertenecientes a la  Iglesia Ortodoxa Rumana. Hacen casi 1000 años que Rumania se ve dividida por asuntos religiosos, dado cabida para la agrupación de rumanos en la religión católica, cristianos ortodoxos  y protestantes.

Los ortodoxos representan mas del 85% de los rumanos, es la religión predominante en ese país. La clases de religión ortodoxas son  obligatorias en Rumania, influyendo en la educación de la juventud. Creando un roce social para los no creyentes o los fieles seguidores de otras religiones.

En este país, existe monasterios edificaciones magnificas que representan el poder de la iglesia ortodoxa. Existe una minoría de fieles católicos que se encuentran en transylvania, Bucarest, y partes de Moldavia, Además de la presencia mínima de los protestantes, judíos y musulmanes.

Iglesia ortodoxa rumana

La iglesia ortodoxa nace de la separación definitiva la iglesia cristiana. Antes, todas las iglesias estaban bajo la jurisdicción de Roma, dividiéndose en: la Iglesia católica apostólica y la Iglesia cristiana Ortodoxa.

La Iglesia ortodoxa consta de una comunidad de iglesias independientes, los obispos presiden este gobierno, siendo el título de patriarca ecuménico, el más importante. El máximo representante de la iglesia católica es el papa francisco y de la iglesia ortodoxa es el patriarca ruso, Kiril.

Históricamente se encontraron en un terreno neutral del cuba, y se pudieron estrechar en un abrazo, expresando ser su intención luchar unidos por la defensa de los cristianos del mundo. Fue una reunión histórica ya que no sucedería desde el año 1054 donde surge la división.

El año 1054

Esta fecha es icónica para la religión de Rumania. La separación definitiva sucedió. El cisma, surgió de las diferencias culturales, políticas y religiosas. El papa León IX, excomulgó al patriarca de Constantinopla, Miguel I Cerulario, quien a su vez condenó al papa en una excomunión mutua. Desde entonces las Iglesias católica y ortodoxa están divididas y separadas.

El cristianismo ortodoxo afirma haber conservado plenamente, sin desviaciones, las tradiciones y doctrinas de la Iglesia cristiana primitiva establecida por los apóstoles, reconociendo la autoridad de los siete consejos ecuménicos.

Unos de los conflicto entre religiosos se conoce como ‘la controversia Filioque’, que significa en latín ‘y del Hijo’ y se insertó en una declaración dogmática promulgada por uno de los concilios, cambiando así la frase relativa al origen del Espíritu Santo de “que procede del Padre” a “que procede del Padre y del Hijo”. Sin embargo, los cristianos orientales se opusieron a la alteración de cualquier aspecto aprobado en los primeros concilios ecuménicos.

La creencia recta

Ortodoxo significa la creencia recta, se mantiene el texto original sin las alteraciones. Las grandes diferencias son:

  • El Espíritu Santo procede “solo del padre”, en su versión original.
  • Las almas después de la muerte van al “juicio final”, en vez del purgatorio de la Iglesia Católica Romana.
  • El pecado original es un concepto de la Iglesia Católica Romana. La Iglesia Ortodoxa continúan con el pecado ancestral que se refiere a la “fuerza que nos induce a inclinarnos hacia el mal”.
  • la Iglesia Ortodoxa afirma que la Virgen María nació producto de coito. Solo “Jesús, hijo de la Virgen María, nace de inmaculada concepción”.